Diez recomendaciones a tener en cuenta antes de escoger una hipoteca

Publicado por:

La compraventa de viviendas se ha disparado los últimos 14 meses con un repunte en el mes de agosto de más del 24%. Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, explicaba que uno de los factores claves es que los bancos “han abierto el grifo hipotecario”, un argumento que no debe pasar desapercibido pero en el cual comprador ha de ser consciente de una serie de factores.

Y es que antes de escoger un préstamo de estas características son muchos los aspectos a tener en cuenta, por ello, desde la Asociación Hipotecaria Española, y dentro del plan de educación financiera, han realizado una recopilación con diez consejos prácticos para elegir su préstamo poniendo el acento en que “nadie le sustituya en su proceso de decisión porque, hasta que termine de pagar su préstamo, la responsabilidad hipotecaria y personal por la operación son suyas”.

1. Importe. Es conveniente que solicite el menor volumen de préstamo posible, así asumirá menos costes. No se endeude innecesariamente.

2. Cuota. Tenga en cuenta que el préstamo hipotecario que se liquida mediante el procedimiento de ‘cuota constante comprensiva de intereses y amortización’ suele ser el que mejor se acomoda a la estructura de los ingresos familiares. Es aconsejable que no desinte más de un tercio de sus ingresos al pago de la cuota.

3. Otras cuotas de amortización. Analice con cautela los préstamos con amortización del capital de una sola vez a su vencimiento o con un plazo de carencia de amortización, en los que sólo se pagan cuotas periódicas por intereses. Estos productos pueden ser adecuados para gestionar situaciones de insolvencia temporal, pero podrían no ajustarse a su capacidad futura de pago.

4. Plazo. Busque la combinación más adecuada entre el tipo de interés y el plazo para que la cuota de amortización se adapte lo mejor posible a sus posibilidades. Alargar el plazo más de lo necesario supone pagar intereses más años y reducirlo en exceso puede llegar a implicar una cuota mensual demasiado pesada.

5. Tipo de interés. Es el precio del préstamo y puede ser variable, mixto o fijo. En los préstamos variables la cuota cambia en cada revisión, según la variación del tipo de interés. Los tipos fijos son por su naturaleza más altos que los variables, pero incorporan la tranquilidad de no verse afectados por el movimiento de los tipos de interés. Siempre pagará lo mismo. Hay una posibilidad intermedia que merece ser analizada, un tipo mixto: siendo un tipo variable que incorpora un primer tramo de tipo fijo, que puede ser de 3, 5 o incluso más de 10 años. En caso de escoger variables o mixtos, calcule su capacidad de endeudamiento en un escenario de tipos al alza.

6. Índices de referencia y diferencial. Son los componentes del precio de un préstamo a tipo variable. El índice de referencia es el valor sobre el que se modifica periódicamente el tipo de interés, al que se le suma el diferencial pactado con la entidad. Es acosejable utilizar los índices oficiales, que son elaborados y publicados por el Banco de España.

7. Amortización anticipada. Puede amortizar anticipadamente- total o parcialmente- su préstamo hipotecario en cualquier momento. La entidad podrá cobrarle en concepto de ‘compensación por desistimento’ una cantidad pactada previamente y en base a unos máximos legales. En caso de contratar un préstamo a tipo fijo o misto, también podrá cobrarle una ‘compensación por riesgo de interés’. Infórmese bien de la compensación pactada si este es su caso.

8. Divisas. Valore cuidadosamente el riesgo de endeudarse en una divisa distinta de la de sus ingresos habituales. No asuma el riesgo de tipo de cambio, aunque fuera del euro pueda haber tipos de interés más bajos.

9. Información. Infórmese bien. Lea y compare todos los documentos precontractuales (fichas legales) y la proforma de escritura (en la notaría previamente a la firma) Y, en todo caso, no firme sin resolver sus dudas. Acuda a su banco o a otros asesoramientos si lo considera necesario.

10. Retrasos en el pago. En caso de tener dificultades temporales o permanentes que le impidan hacer frente al pago de su préstamo, acuda sin demora a su sucursal bancaria y ponga esta situación en conocimiento de su gestor. Este le asistirá para encontrar una solución adecuada y personalizada, al tiempo que le informará sobre las medidas especiales de protección de los deudores.

Más allá de estos diez consejos, la Asociación Hipotecaria Española pone a disposición de todos los usuarios de su página web la Guía hipotecaria, la evolución de los tipos de interés, las medidas especiales de protección al deudor hipotecario y el simulador hipotecario para ayudar a comparar las condiciones.

Fuente: El economista.com


m1

Contacto

0

Sobre el autor:

  Related Posts